Los jugadores practican sobre un campo de tierra, no de hierba

Hoy he estado con alumnos y profesores relacionados con el deporte además de los medios de comunicación que nos han querido acompañar. He aprovechado este encuentro para denunciar en un acto público la crítica situación del deporte y sus instalaciones en la Universidad Complutense de Madrid.

Hemos visto el lamentable estado de las instalaciones deportivas, en concreto, el campo de rugby del complejo de Cantarranas. Allí he presentado mis propuestas para mejorar esta situación que he redactado tras reunirme con varios de los representantes del deporte estudiantil durante los últimos meses.

Dentro de mi planteamiento económico, incluyo la mejora general de las mismas con la rehabilitación de las instalaciones y campos deportivos, además de la piscina cubierta.
Porque quiero una Universidad para todos y porque quiero recuperar la gran institución que ha sido históricamente, apuesto por una Universidad de primera, en la que ningún campus quede en segundo lugar por falta de instalaciones y que todos estén al nivel exigido por los alumnos.

Demando una rehabilitación funcional de todas las instalaciones que presenten cualquier desperfecto. Así, una de mis propuestas es el desarrollo del complejo deportivo de Cantarranas y la puesta en marcha de instalaciones de deporte dignas. Además, las instalaciones del campus de Somosaguas han de ser equiparables en calidad a las de las zonas deportivas norte y sur del Campus de Moncloa. Pido la promoción eficaz del deporte haciendo hincapié en el deporte femenino universitario.

Por otro lado, me encantaría que los clubes deportivos de la Universidad Complutense tuvieran una subvención monetaria real acorde con sus necesidades y el libre uso del pabellón multiusos situado en el Campus de Somosaguas por cualquier club deportivo que lo necesite para entrenamientos.

Por último, compensaré a los nuevos estudiantes del Plan Bolonia por su participación en los equipos que representan a las distintas facultades en el Trofeo Rector, como muestra de mi programa de integración con el lema “Un rector para tod@s”.