Me gustaría, en la entrada de hoy, únicamente dar publicidad a la carta abierta que mandó el pasado 23 de febrero la Junta de Personal del Personal Docente e Investigador al Vicerrectorado de Política Académica y Profesorado. Dicha carta me fue entregada en la reunión que sostuve con ellos hace pocas fechas, y a mi entender refleja una vez más la desastrosa política de personal que está llevando a cabo nuestra Universidad. Como la carta se explica por sí sola, sólo me gustaría señalar que efectivamente era patente, entre los miembros de la Junta, el “malestar y desacuerdo” ante la arbitrariedad de los actuales responsables de la UCM. Las negritas son mías.

E/ Carta abierta al Vicerrectorado de Política Académica y Profesorado.
Madrid a 23 de Febrero de 2011

Estimado Sr. Vicerrector,

Un año más se ha enviado a los centros el documento de dedicación académica para la determinación de la descarga docente del PDI sin negociación ni informe de esta Junta de PDI. En nombre de la Junta de Personal Docente e Investigador y como acuerdo tomado en la última reunión de la misma, le transmito el malestar y el desacuerdo ante esta nueva acción unilateral en relación con el envío para su aplicación del Plan de Dedicación Académica a los Centros de nuestra Universidad sin haber tenido la oportunidad de ser conocido de antemano por esta Junta.

Un cordial saludo.

Ángeles Ciprés Palacín
Presidencia de la Junta de PDI

Quisiera desde estas líneas solidarizarme con lo expresado por la Junta de Personal del PDI. Ya he repetido varias ocasiones que la representación de los trabajadores de la Universidad no puede ser considerada, como lo hacen los actuales responsables, como un problema a salvar o un colectivo a ignorar. Es imprescindible su participación en la solución de los problemas de la UCM, y es imperdonable el trato que está recibiendo por parte de este Rectorado.