La Junta de la Facultad de Ciencias Políticas, de la que formo parte, aprobó el pasado lunes 14 un comunicado de protesta por la exclusión contraria a derecho de los profesores doctores con vinculación permanente del sector de “profesores doctores con vinculación permanente a la universidad”, y su inclusión en el “Resto del PDI a tiempo completo” en el censo de las próximas elecciones, incumpliendo las disposiciones de la LOMLOU.

Aunque pueda parecer un poco técnico, lo que esto significa en términos reales es que el valor de cada uno de esos votos es dos tercios menor: dicho de otra forma, para igualar el valor que debería tener según la ley un voto de este colectivo ahora hacen falta tres.

Con esta decisión, los profesores doctores con vinculación permanente, un colectivo de unos 800 docentes, salen del sector que aglutina el 51% del voto ponderado y pasan al que sólo ostenta el 10%. Una vez más, creemos que no es una decisión inocente. Los profesores de este sector ven afectados sus derechos como electores.

De hecho el mismo grupo, en aplicación de las nuevas disposiciones generales, ya votó en las elecciones a Juntas de Facultad y Claustro de la UCM como parte del 51% (profesores funcionarios doctores), y es únicamente para estas elecciones que se les ha segregado de ese grupo, injustificadamente. Me congratula decir que el Comité de Empresa del PDI ya ha hecho suyo el comunicado de la Junta, y nos lo ha devuelto para su conocimiento general a todos los candidatos a Rector.

Por tanto, no se trata de un error menor. De hecho, es tan grave que hay posibilidades de que constituya una causa de nulidad de las propias elecciones. Hace dos días presenté el correspondiente recurso, al que podéis acceder pinchando aquí. Aunque sea un poco largo, merece la pena leer cómo se ha vulnerado, una vez más, la ley en estas elecciones.